9/11/17

Lupus, contenible si se detecta a tiempo [9-11-17]


Lupus, contenible si se detecta a tiempo


Algunos de los síntomas de la enfermedad son dolor de cabeza, manchas rojas en la piel, fatiga crónica, fiebre, caída de cabello, entre otros

En México, el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) afecta con mayor frecuencia a mujeres de entre 20 y 35 años de edad, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El jefe del Servicio de Reumatología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional “La Raza”, Miguel Ángel Saavedra, explicó que este padecimiento de origen inmunológico perjudica a la vez varios órganos y sistemas en el cuerpo.

Advirtió que de no ser atendido a tiempo puede ocasionar daño grave e irreversible e, incluso, llevar a la muerte, por ello la importancia de su diagnóstico y tratamiento oportunos.

Señaló que de detectarse a tiempo permitirá a las mujeres jóvenes afectadas llevar una vida normal, incluso embarazarse y llevar a buen término la gestación por medio de un seguimiento multidisciplinario.

El reumatólogo explicó que si se padece lupus, el sistema inmunológico atacará por error algunas células y tejidos sanos del cuerpo.

Ello, debido a que los identifica como partículas extrañas y enemigos del organismo, con lo que daña articulaciones, piel, vasos sanguíneos y órganos vitales como riñón, pulmón y corazón.

Abundó que en ocasiones este padecimiento puede confundirse con otros desórdenes de la salud ya que la sintomatología es muy variada de un paciente a otro.

El tratamiento de estos pacientes tiene como base el uso de esteroides, analgésicos, antiinflamatorios y medicamentos inmunosupresores, a fin de disminuir la función acelerada del sistema inmunológico característico de esta enfermedad.

30/10/17

El lupus, ese gran desconocido [30-10-17]


El lupus, ese gran desconocido

El nombre significa lobo porque una forma de la enfermedad, ahora controlada, producía cicatrices parecidas al mordisco de un cánido


Muchos pacientes cuando se les diagnostica lupus buscan información en la biblioteca o en Internet y leen una detrás de otra la fatalidades y desastres de esta enfermedad.

«Cuando te dicen que tienes lupus te lo sueltan como un jarro de agua fría», señala una recién afectada que quiere guardar su identidad, y «¿después qué va a pasar?» Nadie se aventura a realizar un pronóstico ya que los efectos de esta enfermedad autoinmune son tan dispares que no responden a ningún patrón establecido.

Todos los recién diagnosticados se encuentran al principio en situación de soledad y desamparo por eso Marce González, que padece lupus desde hace 29 años, percibió la necesidad de crear la Asociación Salmantina de Lupus y mostrar con el ejemplo que se puede ser feliz y llevar una vida completamente normal ya que en la mayoría de los casos la enfermedad tiene un curso relativamente leve. «Yo creé la asociación para que la gente no se encontrara como yo me encontré hace casi 30 años. Aquí los informamos y ven que hacemos una vida normal solo con algunas limitaciones».

«Yo soy el enfermo, yo soy el médico y yo soy mi propia medicina», señaló Carmen Blanco, miembro de la Junta Directiva. Blanco se refiere a que el lupus es una enfermedad crónica en la cual la inmunidad normal del paciente está perturbada. El enfermo produce un exceso de proteínas sanguíneas denominadas anticuerpos y estas atacan a cualquier parte de su propio organismo. Las proteínas pueden, por ejemplo, terminar en la piel causando sarpullidos, pegarse a los vasos sanguíneos o depositarse en el riñón, el cerebro, los pulmones y las articulaciones. Por eso, «es muy importante adelantarse a la propia enfermedad, el paciente tiene que aprender a escuchar y a conocer su cuerpo y atajar el problema de raíz para que no se produzcan secuelas», señaló Blanco. «Todos los órganos afectados tienen enormes facultades de recuperación no tienen por qué dejar un daño permanente, si se ponen rápido bajo control», señaló la presidenta y fundadora de la asociación.

En Salamanca 80 afectados acuden a Asalu a recibir apoyo psicológico, sobre todo al principio del diagnóstico, y a encontrar a personas con las que compartir sus sensaciones ya que a nivel social es una enfermedad considerada ‘rara’ y muy desconocida, solo les suena a los seguidores de la serie televisiva ‘House’ ya que el doctor House la padece. «Aunque ahora estamos pasando por momentos muy duros económicamente yo seguiré luchando para que la gente que entra por esa puerta se vaya de otra forma distinta a la que entró», señaló la presidenta.

«Uno de los peores enemigos del lupus es el estrés ya que el sistema autoinmune baja. Nuestras mismas defensas nos atacan», señaló González y añadió que esta época es muy complicada para los afectados ya que no les puede dar el sol «pero hay dos aceras, una está al sol y la otra a la sombra. Lo único que hay que hacer es tomar la de la sombra», señaló González.

Los enfermos de lupus tienen que acudir a muchos especialistas, lo único que reivindican es que se cree un equipo multidisciplinar que atienda al enfermo «actualmente tenemos que ir de un especialista a otro. Antes de que te pongan un tratamiento tiene que verte el oftalmólogo y actualmente hay dos años de lista de espera en esta disciplina. Un nuevo enfermo no puede estar dos años sin tratamiento ya que puede sufrir algún ‘brote de la enfermedad’ y que le queden secuelas irreversibles», señala González. Cada seis meses o una vez al año tienen que asistir a los especialistas y comunicar a los unos que les a dicho el otro «solo pedimos que estén todos en la misma sesión».
  

28/10/17

Estrés mal canalizado puede provocar diabetes y enfermedades autoinmunes [28-10-17]

 
Estrés mal canalizado puede provocar diabetes y enfermedades autoinmunes

El estrés es la capacidad del ser humano para luchar o huir ante problemas o situaciones que afectan al individuo. Mediante cambios en el organismo se logra la adaptación a diversas condiciones físicas, quemaduras, golpes, hemorragias o al entorno psicosocial como tragedias naturales, accidentes, las cuales son igual de importantes, ya que químicamente producen el mismo daño en el organismo.

Es la vía por la que el cuerpo trata de solucionar un problema, pero cuando la situación se hace recurrente, el estrés puede detonar enfermedades como la diabetes, depresión, resistencia a la insulina, hipertensión, deposición de la grasa abdominal y otras enfermedades autoinmune, explicó Sigfrido Miracle López, jefe de endocrinología del Centro de Inmunología Avanzada del Hospital Ángeles Lomas.

La diabetes tipo II es una enfermedad originada por un desequilibrio sistémico. El organismo constantemente se encuentra en un estado llamado homeostasis, en el cual se busca un equilibrio entre el medio externo variante, como el clima, la temperatura, la luz, la noche y el interno como la presión arterial, la frecuencia cardiaca, el funcionamiento de riñones, hígado, páncreas y pulmones.

Cuando existe un desequilibrio de la homeostasis y de la angiostasis, (alteración en los sistemas inmunológico y hormonal) tan importante que el cuerpo no pudo adaptarse a él, cuando ocurre esta situación se generan las enfermedades, en el caso de la diabetes tipo II la elevación de glucosa en la sangre es la causante del estrés.

Es muy difícil concebir una enfermedad sin pensar que existe un mecanismo que lo detonó. Al haber estrés, la homeostasis se puede ver afectada, sobre todo si es constante y no se le da al cuerpo el tiempo necesario para volver a adaptarse y llegar al punto neutral, esta situación es la generante de los padecimientos.

“La diabetes tipo II tiene componentes inmunológicos, genéticos, ambientales, es una enfermedad multifactorial, por ello prácticamente en las facultades de medicina ya no estamos enseñando a la diabetes como una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades que se caracterizan por un punto que es la elevación de glucosa que origina procesos inflamatorios que afectan a los órganos y el sistema inmunológico, problemas que dañan la circulación, los ojos y riñones”, detalló el especialista.

Por esa razón el jefe de endocrinología de la institución, recalcó cómo un problema que los médicos se especialicen en pequeñas partes del cuerpo, ya que el organismo del ser humano es muy complejo, y estudiarlo de manera fragmentada puede llevar a un diagnóstico erróneo.

“El problema es querer quedarnos en nuestro micro universo de la especialidad, por lo que se puede perder el diagnóstico adecuado, por ello surge la necesidad de un equipo multidisciplinario, que reúna varios especialistas como neurólogos, endocrinólogos, urólogos, psicólogos, reumatólogos, oncólogos, otorrinolaringólogo, para analizar al mismo tiempo el caso y lograr el mejor diagnóstico, así como su tratamiento”, finalizó Miracle López.

22/10/17

Lupus, un mal engañoso [22-10-17]


Lupus, un mal engañoso

Enfermedad sin cura. El mal no tiene cura; afecta más a mujeres y es difícil diagnosticar por su parecido a otras enfermedades, afirman médicos especialistas

"Tú tienes una enfermedad incurable. Se llama lupus y te vas a morir". Alex tenía ocho años cuando escuchó esas palabras de boca de su doctor después de casi cuatro meses de estar internado en el Hospital Infantil Federico Gómez. Entró a los siete y celebró su cumpleaños entre estudios, pruebas y fuertes dolores en diferentes partes del cuerpo. Tras meses de buscar la causa de los malestares, a Alex Atrystain se le diagnosticó lupus. Después de eso lo dieron de alta y lo mandaron a su morir a su casa.

Hoy tiene 23 años, estudia dos carreras y tiene un negocio propio. Disfruta de la naturaleza y de andar en bicicleta. Su pasión son las carreras automovilísticas y todo lo que implique emociones fuertes. No murió a los ochos años, como los doctores pronosticaron, pero lucha a diario contra una enfermedad que está ahí como una sombra.

DIFÍCIL DIAGNÓSTICO

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad denominada autoinmune, es decir, provoca una alteración en el sistema inmunológico que lo lleva a desconocer el cuerpo del enfermo. Este padecimiento no discrimina: ataca el corazón, los riñones, las articulaciones, el cerebro y cualquier otro órgano y tejido por igual. El nivel de daño que provoca en el cuerpo y los órganos que afecta varía en cada paciente. En México lo padecen 1.5 millones de personas. Pero lo peor es que podrían ser muchos más los casos, dado que el tiempo estimado para llegar a un diagnóstico correcto es de dos a cinco años, según la Federación Española de Enfermos de Lupus. En ese lapso, la aplicación de tratamientos erróneos puede alterar el curso de la verdadera enfermedad y provocar complicaciones.

"El lupus es difícil de diagnosticar porque es poco frecuente, quizá los médicos piensen poco en él porque puede confundirse con muchos tipos de enfermedades. Sin embargo, en manos calificadas el diagnóstico no tiene por qué ser erróneo", explica el doctor experto en esta enfermedad Enrique Faugier.

En México y en el mundo existen muy pocos estudios sobre este padecimiento. No hay cifras que señalen el número de casos que son mal diagnosticados y, a pesar de que en el país se reportan de dos a ocho casos por cada 100 mil habitantes al año, se sospecha que sólo son la punta de un enorme iceberg; y es que debido a su parecido con otras enfermedades, podrían ser muchas las personas que lo padecen, pero no lo saben.

No obstante, Faugier comenta que el índice de casos mal valorados y el tiempo estimado para dar el diagnóstico correcto han disminuido debido a que la enfermedad se ha hecho cada vez más visible; pero advierte que los únicos médicos calificados para diagnosticar y atender el lupus son quienes están certificados por el Colegio Mexicano de Reumatología: "Somos muy pocos los médicos certificados para diagnosticar este padecimiento, hay estados del país donde ni siquiera existe la especialidad", explica.

UN GRAN IMITADOR

Para Alex todo empezó con un dolor en la rodilla. Después de un tiempo de tratamiento los doctores coincidían en que había una única solución: amputarle la pierna. Angélica, su madre, se negó y buscó alternativas. Consiguió un tratamiento que le salvó la pierna, pero hizo visibles los síntomas de un padecimiento mayor. Como en la mayoría de los pacientes que desarrollan la enfermedad, Alex sufría cansancio, dolor en codos y rodillas, y altas temperaturas. Tuvieron que pasar meses para que el diagnóstico correcto llegara.

Al lupus se le conoce como "el gran imitador". Debido a que la enfermedad puede atacar cualquier órgano, los síntomas pueden ser los mismos que los de otras enfermedades. Un diagnóstico erróneo puede llevar a los doctores a pensar en cualquier otro tipo de infección viral; incluso, en casos de mayor negligencia, en ciertos tipos de cáncer como la leucemia. Sin que hasta ahora algún estudio pueda explicar con certeza el porqué, debido a la enorme cantidad de variables que provocan el lupus, sólo uno de cada 10 hombres lo padecen; es decir, la incidencia en mujeres es de 90% y se presenta principalmente en su etapa fértil. El rango de edad de su aparición va de los 20 a los 40 años.

A Sandra Avilés la activación de la enfermedad le costó la vida a la bebé que esperaba en su segundo embarazo: "de pronto comenzaron a darme fuertes dolores, arrojaba mucho líquido y me sentía cansada, hasta que un primero de mayo mi bebé no se movía, fui a revisión y me acabaron practicando una cesárea. Dijeron que mi parto había sido muy complicado por una infección que tenía y luego me informaron que la niña había muerto". A partir de entonces, Sandra comenzó a sentirse cansada y sufrir dolor en sus articulaciones. Cuatro años y decenas de estudios después lograron encontrar la causa de sus fuertes dolores: lupus.

En palabras de Faugier, en las personas con lupus "el sistema de defensas -que está diseñado para defender nuestro organismo de infecciones virales y bacterianas- se descontrola y nos empieza a lastimar a nosotros mismos, nos autoataca, nos autodestruye".

Enrique Faugier es reumatólogo pediatra. La reumatología es la especialidad que se encarga de enfermedades que producen dolor e inflamación en las articulaciones; es también la rama de la medicina que atiende a pacientes con lupus, debido a que uno de los síntomas principales es el fuerte dolor que se produce en estas zonas.

Esta enfermedad no tiene cura. La única esperanza para quienes la padecen es controlarla con medicamentos cuyos efectos secundarios son en sí mismos un padecimiento. Contrario a lo que muchos piensan, es un mal no contagioso que se desarrolla por diversos factores genéticos y ambientales que no se conocen con exactitud.
 

16/10/17

Enfermedades autoinmunes [16-10-17]


Enfermedades autoinmunes

Capacidad: Describe origen y características de las enfermedades autoinmunes.


¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Una enfermedad autoinmune es una afección causada porque el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo. En este caso, el sistema inmunitario se convierte en el agresor y ataca a partes del cuerpo en vez de protegerlo.

¿Qué es el sistema inmunitario?


Enfermedades autoinmunes

Es el sistema de defensas del cuerpo contra los agentes invasores. También se puede decir que es un conjunto de estructuras y procesos biológicos en el interior de un organismo que le protege contra enfermedades identificando y matando células dañinas o patógenas y cancerosas. Detecta una amplia variedad de agentes, desde virus hasta parásitos intestinales, y necesita distinguirlos de las propias células y tejidos sanos del organismo para funcionar correctamente.

Algunas enfermedades autoinmunes son:


La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica que causa inflamación y lesión en las articulaciones y tendones. Puede tratarse de una afección discapacitante y dolorosa y provocar una pérdida considerable de funcionalidad y movilidad.

La psoriasis es un trastorno no contagioso que ocasiona la aparición de placas rojas de descamación en la piel. Estas placas son zonas de inflamación y producción excesiva de piel.

La artritis psoriásica es un tipo de artritis inflamatoria que llega a afectar al 30 % de las personas aquejadas de psoriasis.

La artritis idiopática juvenil es la forma más frecuente de artritis inflamatoria crónica en los niños.

La espondilitis anquilosante es una artritis inflamatoria degenerativa, crónica y   dolorosa que afecta principalmente a la columna vertebral y causa una fusión final de las vértebras.

El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta con mayor frecuencia a las mujeres en edad fértil. El lupus puede afectar a los riñones, las articulaciones, la sangre y la piel, entre otros órganos. Sus síntomas incluyen sarpullido, fiebre, dolor, anemia y caída del cabello.

Los glóbulos blancos de la sangre forman parte del sistema inmunitario.

.

Jóvenes, las más afectadas de artritis y lupus eritematoso [16-10-17]


Jóvenes, las más afectadas de artritis y lupus eritematoso

El especialista Mario Salazar Páramo expresó que mujeres de entre 20 y 50 años son las más afectadas por problemas articulares como artritis reumatoide y lupus eritematoso.


El titular del Departamento de Investigación en Salud del servicio de Reumatología del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco agregó que “el impacto es mucho, dado que sin tratamiento puede generarse dolor, recaídas e incluso incapacidades, sobre todo porque son mujeres jóvenes en edades productivas”.

Manifestó que es importante la detección oportuna para mejorar su calidad de vida.

Dijo que ambos padecimientos se presentan con mayor frecuencia en mujeres, “la prevalencia de artritis reumatoide es de tres casos en pacientes femeninas por cada varón, y hasta nueve casos de lupus eritematoso en mujeres por cada paciente de sexo masculino”.

Comentó que aunque en lo que se refiere a artritis reumatoide se desconoce la causa exacta que da lugar a la enfermedad, se asocia a una probable predisposición genética, aunado a factores ambientales que resultan detonantes.

Subrayó que la artritis reumatoide se caracteriza por una afectación focalizada en las membranas sinoviales que rodean a las articulaciones.

Explicó que lupus eritematoso sistémico se genera a través de un mecanismo autoinmune, que ocurre cuando el organismo detecta proteínas ajenas y activa sus defensas en respuesta a la presencia de estos agentes.

Sobre lupus, afirmó, se ha señalado la existencia de predisposición genética en algunos casos, derivado de que algunas pacientes han presentado antecedentes de la enfermedad en sus familias.

Mencionó que los factores hormonales guardan relación con el desgaste articular.

Detalló que en el caso de mujeres de edad más avanzada y en etapa de menopausia, la baja en la producción de hormonas femeninas como el estrógeno y progesterona tiene repercusiones en la desmineralización y descalcificación que pueden generar riesgos de osteoporosis, que a su vez contribuyen a las fracturas óseas.

Destacó que lupus y la artritis reumatoide son padecimientos severos que, además, pueden ocasionar daños en órganos como riñón en el caso del lupus; y en ojo y pulmones en lo que se refiere a artritis.

Respecto al tratamiento, puntualizó que ambos padecimientos son controlables y manejados con suministro de fármacos, además de complementarse de ser necesario, con terapia de rehabilitación física.

Precisó que se deben tomar medidas precautorias como evitar sobre esfuerzos y cargar objetos pesados en el caso de pacientes con artritis, y mantener hábitos saludables alimenticios y de actividad física, además de no exponerse al sol en lo que se refiere a personas con lupus.

Puntualizó en que el diagnóstico y manejo de pacientes con estas afectaciones articulares debe ser a través del especialista reumatólogo.

Añadió que la importancia de identificar oportunamente estas enfermedades radica en mejorar la calidad de vida de quienes los padecen, “muchas mujeres con artritis reumatoide pueden continuar su vida reproductiva, dado que ante la remisión o inactividad del padecimiento, tienen posibilidades incluso de buscar un embarazo”.

“Los síntomas que podríamos identificar son dolor e inflamación articular, fiebre, caída del cabello y pérdida acelerada de peso, los cuales persistan por más de seis meses”, afirmó.

Indicó que la prevalencia de artritis entre la población en general es de alrededor de 1%, en tanto el lupus eritematoso sistémico afecta a una persona por cada 10 mil.

13/10/17

Exposición a rayos solares, factor para desarrollar lupus [13-10-17]


Exposición a rayos solares, factor para desarrollar lupus

La enfermedad afecta múltiples órganos y tejidos del cuerpo humano

La exposición a los rayos solares es un factor determinante para el desarrollo de lupus, una enfermedad que afecta múltiples órganos y tejidos del cuerpo, informó la reumatóloga Lizbeth Tinajero Nieto.

La especialista del Hospital General Regional 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que se trata de una enfermedad sistémica considerada crónica y que puede ser controlada mediante tratamientos específicos.

Sin embargo, añadió, se desconocen las causas de este padecimiento y sólo se sabe que la predisposición genética y algunos factores ambientales promueven el desarrollo de la misma.

Tinajero Nieto afirmó que el lupus se diagnostica gracias a los primeros síntomas como: dolor e inflamación de las articulaciones, lesiones en la piel, orina con espuma y retención de líquidos.

"Estos pacientes llegan a desarrollar hipertensión arterial y problemas en el riñón; también empiezan a perder cabello, presentar cansancio, pérdida de peso, por lo que se tiene que pedir estudios de laboratorio general y uno especial con anticuerpos", mencionó la experta.

Dijo que la principal causa por la cual el lupus afecta con mayor frecuencia a la población femenina es porque desarrolla las hormonas llamadas estrógenos, las cuales predisponen a la mujer para tener una amplia respuesta de tipo inmunológica o autoinmune.

Es decir, abundó, producen más anticuerpos y aumentan los riesgos de padecer enfermedades reumáticas.

"Se juntan factores ambientales, virus, bacterias y exposición al sol, que hacen que este padecimiento se exprese en algún momento de la vida y es mucho más común encontrarlo en mujeres en edad reproductiva, además de que afecta a nueve mujeres por cada hombre", indicó.

Resaltó que el servicio de Reumatología del hospital atiende semanalmente a 15 pacientes con diagnóstico de lupus, pero este mal sólo llega a afectar al 0.1 por ciento de la población en general.

Refirió que el IMSS cuenta con medicamentos innovadores y de alta calidad para brindar el tratamiento adecuado para cada uno de los pacientes.

Subrayó que la expectativa de vida ha aumentado en los últimos años para los pacientes con dicha afección, gracias al avance médico en los tratamientos y la disciplina con la que viven, como llevar un estilo de vida saludable mediante el ejercicio y una alimentación baja en grasas.

Así como la mínima exposición a los rayos solares, ya que son factor para el desarrollo de la enfermedad.
 

12/8/17

Las migrañas no son síntoma de lupus [12-8-17]

Las migrañas no son síntoma de lupus; estudio

A diferencia de lo que piensan muchos médicos de pacientes con lupus, los dolores de cabeza, en especial las migrañas, no son una manifestación de la enfermedad y deberían tratarse como otro problema, dijeron investigadores en Grecia.

En lugar de ser parte de la enfermedad, los dolores de cabeza aparecerían por el estrés que produce.

"En el lupus eritematoso sistémico (LES), los dolores de cabeza estarían asociado con una mala calidad de vida y de ánimo. Si un paciente dice que tiene cefaleas, lo primero que hay que observar es si es feliz y si tiene otra causa de dolores de cabeza secundarios para tratarlos no como un síntoma del LES, sino como otro trastorno", indicó por e-mail el doctor Dimos Mitsikostas, de Athens Naval Hospital, Grecia.

Aunque varios estudios previos obtuvieron resultados contradictorios, American College of Rheumatology incluye a la cefalea y la migraña en el espectro de síntomas del lupus.

Anteriormente, el equipo de Mitsikostas no había podido identificar una relación entre las migrañas y el lupus. En el nuevo estudio, los autores pidieron a pacientes con lupus, esclerosis múltiple (EM) y personas sanas que registraran los dolores de cabeza en un diario durante un año.

Como el lupus, la EM es una enfermedad en la que el sistema inmunológico ataca el sistema nervioso por error, de modo que el equipo incluyó a 48 pacientes con EM como grupo de comparación. Los participantes sanos coincidían en edad y sexo con los pacientes con lupus para formar 72 pares.

Todos los participantes habían tenido dolores de cabeza con la misma frecuencia durante el año previo al estudio, salvo el grupo con lupus, que había sufrido una cantidad significativamente superior de cefaleas tensionales, según publica el equipo en Headache.

Durante el año de registro, los 3 grupos tuvieron cantidades similares de dolores de cabeza, pero la cefalea tensional crónica siguió siendo más común en los pacientes con lupus.

Los ataques de migrañas no fueron tan graves y tendieron a ser más cortos en los pacientes con lupus, mientras que la gravedad de las cefaleas tensionales fue menor en los pacientes con lupus que en el grupo control (pero igual que en los pacientes con EM).

En los pacientes con lupus y EM, la existencia y el tipo de dolor de cabeza no estuvieron asociados con ninguna otra manifestación de la enfermedad, los brotes o el daño acumulativo.

Los pacientes con lupus tenían niveles más altos de ansiedad y una menor calidad de vida que el grupo control y los pacientes con EM. La depresión era más grave en los participantes con lupus y EM que en el grupo control. Pero nada de eso coincidió con el dolor de cabeza.

"Aunque siempre quedan cabos sueltos y problemas que hay que evaluar más, este estudio es el último de un largo camino de investigación clínica que comenzó hace 15 años", concluyó Mitsikostas. "Aun así, (no se pudieron hallar) lazos patofisiológicos entre el LES y la migraña".

Entre 322.000 y 1 millón de estadounidenses sufren de lupus; 9 de cada 10 son mujeres, según informan los CDC. Es una enfermedad difícil para diagnosticar y no tiene cura. Aunque algunos síntomas se pueden tratar, un tercio de los pacientes muere antes de los 45 años.